El cuscús es una sémola de trigo, con lo cual su principal aporte es energético, pero se suele cocinar con hortalizas y legumbres que le dan sabor, y lo convierten en un completo plato único para una alimentación vegetariana sana. Descubre los tipos de cuscús y cómo cocinarlo.

Valor nutritivo del cuscús

El cuscús es fruto de la molienda de trigo duro, por lo que, como sucede con todo cereal que pasa por este proceso, siempre es más completa nutritivamente la versión integral. Esta es la que no pierde la envolutra del grano cundo se muele. Y así, nos aseguramos que el cuscús que comemos tiene todo el aporte en fibra del cereal, además de conservar toda la vitamina B, que es el grupo de vitaminas más destacado del cuscús (en especial, la B3 y la B5). A su vez, el cuscús es rico en fósforo, y tiene interesantes aportes de potasio. Pero nutritivamente, destaca sobre todo por los hidratos de carbono.

Macronutirentes en gramos del cuscús por cada 100gr
Hidratos de carbono77,4
Proteínas vegetales12,8
Grasas5
Fibra0,6

Cómo cocinar cuscús

Ante todo, debemos tener en cuenta que el cuscús puede ser de grano fino, medio o grueso en función del grado de molienda del trigo y elegir uno u otro depende de con qué lo vayamos a acompañar. Pero no nos complica mucho más en cocina, porque si es fino o grueso varía el tiempo de cocción, no la forma de cocinarlo.

Típico del Magreb, la forma tradicional de cocinar el cuscús es en una cuscusera. Pero no hace falta comprar una para hacerlo en casa, porque la cuscusera lo que hace es cocerlo al vapor. Así que podemos prepararlo con una rejilla para cocer al vapor sobre una cazuela.

Sin embargo, para intensificar su sabor, una recomendación: tuéstalo un poquito antes, lo justo para que cambie de color, y luego cuécelo. Si lo vas a emplear como guarnición, puedes emplear caldo para que el vapor del mismo lo impregne de sabor. O cocinado así también es una buena base para hacer una ensalada.

Pero también puedes aprovechar la cocción del cuscús para hacer un caldo. De hecho, es lo que se hace tradicionalmente. Para ello, sólo has de poner agua en la cazuela y una selección de hortalizas. Con ello, mientras se hace el caldo, aromatizarás el cuscús. Y luego, lo que se hace tradicionalmente es servir las hortalizas cocidas con la sémola de trigo. Además, en muchos países se cocina con legumbres cocidas, especialmente garbanzos o habas secas, pero puede innovar con otras como la soja, por ejemplo. Lo que harás con ello es completar el plato a nivel de proteínas.

Recetas vegetarianas y veganas de cereales


Slider
Escrito por:uranda

Deja un comentario