Receta de bechamel vegana, una salsa madre que, como tal, nos sirve de base para múltiples variantes, tanto desde la bebida o leche vegetal que nos sirva de base como desde los ingredientes con la que la aromaticemos. Te explicamos cómo hacerla y cómo adaptarla a tu gusto.

Ingredientes

  • 1 litro de bebida o leche de avena (u otra vegetal)
  • 60 g de harina
  • 60 g de margarina
  • Nuez moscada
  • Pimienta
  • Sal

Cómo hacer bechamel vegana

Leches o bebidas vegetales: leche de almendra, leche de soja, leche de avena, leche de arroz - Propiedades

La bechamel es una salsa muy sencilla, en su elaboración inicial parecida a la velouté (ver aquí receta de salsa velouté vegana), pero que se elabora con una base de leche en lugar de caldo. Para veganizarla, lo que hacemos es emplear una leche o bebida vegetal. Nosotros hemos elegido la de avena, pero puedes emplear otras como leche de almendra, de soja, etc.

Por un lado, empezamos poniendo la leche o bebida vegetal a calentar. Por otro lado, en un cazo aparte, ponemos a derretir la margarina a fuego lento para que no se queme. Si en lugar de margarina quieres emplear algún aceite vegetal como el de oliva (ver aquí 7 aceites vegetales y sus usos en cocina), puedes hacerlo, teniendo en cuenta que esto variará sabores. Lo importante para la salsa es poner la misma cantidad de ingrediente graso que de harina.

Y es que el siguiente paso es agregar la harina al cazo de la margarina derretida. Pasamos a fuego medio y removemos constantemente durante un par de minutos, de modo que rehogamos la harina con la margarina pero sin llegar a dorarla (es decir, hacemos un roux blanco).

Luego apartamos el cazo del fuego y dejamos atemperar la roux un poquito. Esto hará más fácil el siguiente paso: mezclar la roux con la leche o bebida vegetal. Así que una vez atemperada la roux, fuera del fuego, vertemos progresivamente la leche vegetal ya caliente, poco a poco, y removiendo constantemente. Y una vez hemos agregado toda la bebida vegetal, seguimos removiendo hasta eliminar todos los grumos.

Ahora ya solo queda volver a poner el cazo al fuego y dejamos cocer nuestra bechamel vegana a fuego lento durante unos 10 o 15 minutos, removiendo de vez en cuando. Con esto, coceremos la harina y, a la vez, daremos la consistencia cremosa a la salsa.

Una vez pasado el tiempo de cocción, sacamos la bechamel vegana del fuego, y agregamos las dos especias clásicas con las que se aromatiza: nuez moscada y pimienta. Mezclamos y ya esta lista para acompañar platos de pasta, hortalizas,

Cómo “tunear” tu receta de bechamel vegana

En verdad, ya te hemos adelantado dos claves: la leche o bebida vegetal que elijas para hacerla, y el ingrediente graso. Variaciones en ambos elementos modificarán los matices de sabor de tu salsa bechamel vegana.

Cúrcuma - propiedades

Pero el tercer elemento es clave: las especias que emplees para aromatizarla. Así, en lugar d ella nuez moscada típica, puedes hacer bechamel de curry simplemente sustituyéndola por el mismo. Y esto es aplicable a la cúrcuma, al garam massala, al jengibre, etc. (ver aquí 12 especias y sus usos en cocina), pero también a hierbas aromáticas como el cebollino, el cilantro, etc (ver aquí 12 hierbas aromáticas y sus usos en cocina).

También puedes infusionar la leche, mientras se calienta, con especias como el cardamomo en grano, el anís estrellado, etc., en cuyo caso deberías colar la bebida vegetal antes de agregarla al cazo de la roux.

Otras recetas vegetarianas y veganas de salsas y aliños


Slider
Escrito por:uranda

Deja un comentario