Receta vegana de ensalada de lentejas cuya base de legumbres le da una buen aporte en proteínas e hidratos de carbonos. Todo ello con una colorida base de hortalizas que la completa nutritivamente a la vez que le da un contraste de texturas y sabores con el hilo conductor de la vinagreta de mostaza endulzada.

Ingredientes para 4 personas

  • 400 g de lentejas cocidas
  • 1 bote de espárragos blancos cocidos
  • 1 tomate grande y firme
  • 2 zanahorias naranjas
  • 2 zanahorias amarillas
  • 1 calabacín pequeño
  • 1 cebolla tierna
  • Brotes variados al gusto
Para la vinagreta de mostaza
  • 3 partes de aceite de oliva
  • 1 parte de vinagre blanco
  • 1 cucharada de mostaza
  • 1 cucharadita de sirope de arce
  • Perejil fresco
  • Sal

Cómo hacer la vinagreta de mostaza

Las vinagretas de mostaza son sabrosas e ideales para combinar con ensaladas de legumbres, porque les dan un puntazo de sabor sin que los ingredientes del conjunto del plato se solapen. Además, os proponemos empezar por la vinagreta para que los sabores se asienten.

La elaboración es muy sencilla. Lo único que hemos de preparar es el perejil fresco: hay que lavarlo y picarlo bien. La idea es que una vez picado tengamos, como mínimo, una cucharada de perejil. Pero como en toda vinagreta, tanto las proporciones de este ingrediente como las de mostaza y sirope de arce las has de adaptar a tu gusto y a la cantidad de vinagreta que hagas, ya que nosotros te proponemos la proporción básica de aceite y vinagre para que entre ellos conjunten. Así que, una vez picado el perejil, lo único que hemos de hacer es poner en un bol todos los ingredientes de la vinagreta y remover enérgicamente, y mejor con una varilla para que la mezcla quede integrada e incluso, un poco emulsionada y adquiera así un punto cremoso.

Hecho esto, la reservamos y pasamos a elaborar la ensalada.

Cómo hacer la ensalada de lentejas

Es súper rápida de preparar, ya que te proponemos partir de ingredientes ya cocidos, como las lentejas y los espárragos blancos. Así que lo primero es ponerlos a escurrir bien, para que no nos aguen la ensalada.

Luego lavamos todas las hortalizas, y nosotros ni las pelamos para aprovechar así todos los nutrientes (ver aquí cómo sacar el máximo partido a las hortalizas). A partir de aquí, se trata de trocear:

  • el tomate en dados pequeños o mirepoix;
  • las zanahorias y la cebolla (al ser tierna, incluye el tallo), en juliana o tiras finas;
  • el calabacín, primero se trocea en rodajas finas, y luego, las rodajas en tiras;
  • y los brotes, puedes dejarlos enteros o, según el tamaño, trocearlos en tiras o chiffonade.

A partir de aquí, sólo queda mezclar estos ingredientes con las lentejas, y nosotros ponemos los espárragos por encima para coronar el plato. También te recomendamos servir la ensalada con la vinagreta aparte, para que cada comensal se aliñe la ensalada al gusto.

Escrito por:uranda

Deja un comentario