Receta vegana de sushi en formato de makis o rollos de alga nori que contienen toda la energía que nos da el arroz, más una porción proteica aportada por el alga, y todas las vitaminas y minerales que desees en función de los rellenos que elijas.

Ingredientes

Cómo hacer el arroz para sushi

La elaboración de arroz es una de las partes clave para elaborar nuestro sushi vegano, y es que, además de la cocción, tiene una parte en la que se adereza y es la que le da ese toque especial.

El sushi se elabora con una variedad de arroz de grano redondo y glutinoso, que ya tiende a apelmazarse (ver aquí tipos de arroces). Aun así, la idea es que no nos quede un pegote, sino que se unan los granos. Por eso empezamos lavando bien el arroz bajo el grifo. Al principio el agua saldrá blanca y cuando salga transparente. Ya lo tenemos a punto para la cocción.

Así que lo llevamos a la cazuela. Pero ¡ojo! El agua debe ir sin sal (la añadiremos después). Y la proporción es de dos veces la cantidad de agua que de arroz. En unos 20 minutos debería quedar cocido.

Mientras se cuece, vamos a preparar el aderezo, conocido como avinagrado. Es tan simple como verter el vinagre de arroz en una jarra (si no empleas habitualmente vinagre de arroz, lo puedes sustituir por un vinagre blanco -ver aquí tipos de vinagres). Agregamos el azúcar y la sal, y mezclamos hasta que queden bien disueltas en el vinagre.

Y ahora, cuando el arroz esté cocido, ya fuera del fuego, vamos añadiendo esta mezcla progresivamente a la vez que removemos el arroz, a ser posible, con una cuchara ancha. Y seguimos removiendo una vez vertido el vinagre, ahora abanicando también el arroz para que se enfríe.

Con el arroz listo, pasamos a perparar los rellenos para el maki.

Como hacer makis veganos

En la foto nosotros os hemos puesto dos ejemplos muy sencillos, con aguacate y con pepino. Lo importante es la manera de hacer el maki o rollo, y el relleno lo puedes adaptar. Sacamos la pulpa del aguacate, la cortamos en bastones y la rociamos con un poco de limón para que no se oxide. El mismo tipo de corte lo podrías aplicar al tomate, pelado y sin semillas, por ejemplo. El pepino, limpio y pelado, lo hemos cortado más fino. Y es un tipo de corte que podrías aplicar a zanahorias, remolachas crudas, etc.

Con las hortalizas troceadas, preparamos el alga nori. Esta viene en láminas cuadradas. Cortamos las láminas por la mitad. Luego la extendemos en sobre una esterilla (las hay para esta preparación y se llaman makisu). Verás que el alga tiene una parte algo más rugosa. Esta debe ir hacia arriba. Ahora extendemos sobre el alga una capa de arroz, presionando un poco para facilitar su adherencia. Y en el centro, coloca las tiras del relleno que desees.

El relleno puede ser individual: maki de aguacate, maki de pepino, como en la foto. Y así hacer tantas variedades como te apetezca: maki de tomate, de zanahoria, etc. Pero también puedes hacer combinaciones con diversos ingredientes, de modo que por ejemplo puedes poner en el centro tiras de aguacate acompañadas de pepino; o aguacate, pepino y rúcula; zanahorias y rúcula; apio y manzana…

El caso es que, una vez tengas el relleno en el centro, ya solo queda enrollar la esterilla, de modo que así se enrolla el alga sobre el arroz y el relleno. Enrollamos hasta formar un cilindro. Luego, retiramos la esterilla y ya tenemos un roll o rollo que sólo hemos de cortar. Como tienes bastante arroz, te animamos a que los hagas bien variados y luego, sírvelos con salsa de soja aparte para poder mojar.

Otras recetas vegetarianas y veganas de arroces


Slider
Escrito por:uranda

Deja un comentario