Receta sencilla de asado vegetal macerado previamente con romero y tomillo, en la que los hidratos de carbono de las patatas se complementan con los aportadas por las hortalizas, asado casi todo con piel para mantener todos los minerales y vitaminas.

Ingredientes para 4 personas

  • 4 patatas medianas
  • Un manojo de espárragos trigueros
  • 4 puerros
  • 4 tomates maduros
  • 8 calabacines mini
  • 4 pimientos pequeños
  • Romero
  • Tomillo
  • Jugo de limón
  • Aceite de oliva
  • Sal

Cómo hacer asado vegano de hortalizas con patatas

La maceración es una técnica empleada para dar sabor, en este caso a las hortalizas, y la vamos a aplicar antes de la cocción para dar al asado final un hilo conductor de sabor. Para macerarlas, necesitaremos un ingrediente graso como en este caso el aceite de oliva, y un aromatizante líquido. Nosotros hemos elegido el jugo de limón porque este, aun con su componente ácido, es un fantástico potenciador de sabor. Pero se pueden emplear otros ingredientes como un poco de vino blanco seco, algún vinagre, etc. Y a todo ello hay que añadir ingredientes aromáticos que, en nuestro caso, son dos hierbas aromáticas que combinan muy bien entre sí y dan al plato un toque a monte. Pero puedes aplicar especias, e incluso ajo picado, etc. y adaptar la maceración al gusto.

Espárragos

Así pues, para macerar las hortalizas, lo primero es lavarlas bien. Luego, eliminamos la parte inferior de los espárragos, la más fibrosa, y también la parte superior del puerro (que en este caso puedes guardar y aprovechar para algún caldo). Ponemos todo entero en una fuente para horno y las rociamos con aceite de oliva y un chorro de jugo de limón. Espolvoreamos tomillo y romero y mezclamos bien. Y ya sólo queda dejarlas reposar al menos media hora.

Pasada la misma, ponemos a precalentar el horno a 200ºC. Nosotros lo que hacemos es separar las patatas del resto de hortalizas porque van a requerir más tiempo de cocción, de modo que preparamos dos bandejas para horno: una con las patatas, otra con las demás hortalizas. No salamos antes del horno porque la sal fomenta la pérdida de jugos y es mayor el riesgo de que el asado nos quede reseco. Así que cuando el horno haya alcanzado la temperatura (necesitará al menos 10 minutos), introducimos las dos bandejas y asamos hasta que las hortalizas queden al punto. Al sacar del horno, sí que las espolvoreamos con sal, ya disfrutar de toda la pureza de la huerta.

Otras recetas vegetarianas y veganas de verduras y hortalizas asadas


Slider
Escrito por:uranda

Deja un comentario