Receta vegana de sopa de quinua con verduras, cuya cocción previa a la del grano, nos sirve para preparar el caldo, y que refuerza el aporte proteico de la quinua con tofu marinado que le dará más matices de sabor.

Ingredientes para 4 personas

  • 250gr de quinua
  • 200gr tofu
  • 2 zanahorias grandes
  • 100gr de habas tiernas
  • 100gr de guisantes
  • 100gr de judías baby
  • 2 alcachofas
  • 12 coles de bruselas
  • 1 puerro
  • 1 rama de apio
  • 1 tomate maduro grande
  • Hojas de menta fresca
  • Tomillo
  • 1’5l de agua
  • Aceite de oliva
  • Sal

Cómo hacer la sopa de quinoa o quinua, tofu y verduras

Esta es una sopa de llena de matices de sabor y la clave principal es el caldo, porque tanto quinua como tofu, por sí mismos, no los tienen. Sin embargo, y aprovechando que el tofu los absorbe muy bien, para darle un punto mediterráneo al plato final, primero de todo lo vamos a marinarlo para que luego aporte sabor a la sopa.

El marinado es bien sencillo. Troceamos el tofu en dados. Lavamos bien las hojas de menta y las picamos. Junto al tomillo, las mezclamos con el tofu, un poco de aceite de oliva y sal. Lo reservamos para que se asienten los sabores y mientras, preparamos el caldo.

Empezamos preparando las hortalizas, que primero de todo lavamos bien. Eliminamos las menos tiernas del exterior de las alcachofas hasta quedarnos con los corazones. Los partimos por la mitad y eliminamos los pelillos interiores, para acabar de trocear en gajos. Como las alcachofas se oxidan muy rápido, las rociamos con un poco de jugo de limón para prevenirlo.

Luego eliminamos las puntas de las judías tiernas y las partimos en dos o tres trozos según la longitud. Troceamos las zanahorias en dados y el puerro en juliana, después de haber desechado las hojas exteriores en caso necesario. La parte verde del puerro, no la troceamos, pero no la tiramos, porque irá también al caldo (ver aquí cómo aprovechar las verduras al máximo), junto a la rama de apio y al tomate que mantendremos enteros.

Y ya ha llegado la hora de poner la olla al fuego. Vertemos un poco de aceite y, cuando esté caliente, rehogamos todas las hortalizas excepto las enteras (apio, tomate y la parte verde del puerro), y guisantes y judías tiernas, que mantendremos reservados aparte, ya que luego su tiempo de cocción es inferior. Rehogamos unos minutos para que se doren un poco las hortalizas. Y ya sólo queda añadir el agua con la rama de apio, el tomate entero y sal, qu e además de dar sabor, favorece que las hortalizas suelten sus jugos y los aporten al caldo.

Mantenemos a fuego fuerte hasta que entre en ebullición. Cuando el agua esté a borbotones, bajamos el fuego. Verás que hay como una espumilla en la superficie, son impurezas que han aflorado, y lo mejor es retirarlas con una espumadera. Luego tapamos y dejamos a fuego lento unos 20 minutos. Pasados los mismos, añadimos los guisantes y las judías tiernas, y dejamos unos 10 minutos más.

Pero entre tanto, en esos últimos 10 minutos, recuperamos el tofu que teníamos marinando. Ponemos una plancha al fuego. Cuando la plancha esté bien caliente, doramos un poco el tofu. Y a la olla, con el resto de ingredientes.

Para cocer la quinoa o quinua

Nosotros la hemos cocido al final, con el fuego del caldo ya acabado, porque el reposo también le ayudará a asentar sabores.

Ponemos la quinua en un colador y la lavamos bien con abundante agua para eliminar las saponinas, que amargan y nos destrozarían la sopa. Luego, en un cazo, doramos un poquito la quinua y añadimos el caldo para dejar cocer durante unos 15 o 20 minutos.

El cocerla aparte también tiene la ventaja de que, si sobra caldo, lo podemos guardar para emplearlo en otras recetas y, a la hora de servir, nos permite repartir mejor la quinua. Luego añadir el caldo, procurando que estén presentes tanto tofu como el resto de verduras que habíamos troceado, además de las habas y los guisantes.

Escrito por:uranda

Deja un comentario