Esta es una receta vegana que bebe de los sabores de la cocina italiana, pues vamos a hacer una boloñesa vegana de soja texturizada, con la proteína que esta nos aporta y la carga en vitamina C del tomate, base del guiso, para luego intercalarla con rodajas de berenjenas asadas y marinadas en orégano.

Ingredientes para 4 personas

  • 4 berenjenas medianas
  • Taza y media de soja texturizada
  • 5 tomates maduros
  • 1 zanahoria
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 copita de vino tinto
  • Orégano
  • Aceite de oliva
  • Sal

Cómo hacer las berenjenas marinadas con orégano

Receta de boloñesa de soja texturizada con berenjenas marinadas

Empezamos esta receta preparando las berenjenas para que así tenga tiempo de sentarse el marinado. Para eliminar cualquier posible amargor que puedan desprender, primero de todo las lavaremos bien (sin pelar para aprovechar todos los nutrientes -ver aquí). Luego las troceamos en rodajas y las ponemos en una bandeja. Las salamos y las dejamos reposar una media hora. Verás que parece que sudan. Eso es porque están expulsando el amargor. Pasada la media hora, las lavamos bien, las escurrimos y ya las tenemos listas para cocinarlas.

Y lo que vamos a hacer es asarlas. Así que pintamos una plancha con aceite, la ponemos al fuego y, cuando esté bien caliente, vamos asando las rodajas de berenjenas. Procura que te queden bien cocinadas, porque las berenjenas son una de esas hortalizas que no se pueden comer crudas (Ver aquí).

Una vez asadas, las salamos, espolvoreamos bien de orégano y las rociamos con un poco de aceite de oliva. Y así las dejamos marinar mientras preparamos el resto de la receta.

Como hacer boloñesa de soja texturizada

La soja texturizada se elabora a partir de harina o concentrado de soja deshidratado que se texturiza para obtener esta jugosa proteína de origen vegetal. La soja texturizada no tiene sabor, pero absorbe bien el sabor, por ello vamos a hacer un guiso con ella, pues eso es, básicamente, una boloñesa. Pero antes, se debe hidratar, normalmente con el doble de agua que de soja texturizada y un mínimo de unos quince minutos. Así que podemos ponerla a rehidratar antes de asar las berenjenas, ya que así ya la tendremos lista para empezar a cocinar en cuanto las tengamos listas. Una vez rehidratada la soja texturizada, simplemente hay que escurrir el agua sobrante y reservarla.

Ahora vamos preparar las hortalizas para el guiso. Para ello, pelamos y lavamos la cebolla y la picamos en dados bien pequeños. Luego la ponemos a pochar en una cazuela, a fuego suave, con un chorro de aceite, una pizca de sal y tapada para que sude.

Mientras, lavamos la zanahoria (tampoco la pelamos para aprovechar los nutrientes) y la rallamos por la parte gruesa del rallador. La reservamos y pasamos a pelar los tomates. Luego los trituramos y los reservamos (si tienes una trituradora potente, puedes ahorrarte el pelar los tomates).

Cuando la cebolla esté bien tierna, añadimos la zanahoria rallada y la rehogamos a fuego vivo. En cuanto empiece a cambiar de color, añadimos el tomate y el vino tinto, salamos y dejamos que reduzca la mitad, añade la soja texturizada, remueve, y cocina durante unos diez o quince minutos más a fuego lento. Luego apagamos el fuego y ya podemos montar el plato.

Nosotros os proponemos reconstruir la berenjena por capas, intercalando entre ellas la soja texturizada (tal y como se ve en la foto superior. Pero también puedes montar el plato haciendo un lecho de berenjenas y colocando por encima la soja, por ejemplo. La idea es poder combinar bocados de berenjena con bocados de la boloñesa de soja texturizada.

Otras recetas vegetarianas y veganas de proteínas vegetales


Slider

Otras recetas vegetarianas y veganas de soja


Slider

Escrito por:uranda

Deja un comentario